Resumen XI Congreso Internacional de RSE y Sustentabilidad

"Desafíos e impactos de la sostenibilidad"

23/08/2019

Iniciamos este Congreso rememorando los temas que hemos abordado a lo largo de estos 11 años, con el convencimiento intacto desde la primera edición de que la RSE es una herramienta de gestión que tiene el potencial de transformar la sociedad. En el día 1 los principales aprendizajes que nos quedaron fueron el utilizar la evaluación de impacto como herramienta poderosa para aprender de nuestra acción y de esa manera potenciar nuestra misión.

En cuanto a las megatendencias en el trabajo, se hizo énfasis en que las empresas con propósito son las que atraen y retienen talento, y que debemos considerar ser una organización evolutiva, que se autogestiona, que sea plena y que revise su propósito constantemente. Sobre las perspectivas del mercado del trabajo se insistió en la necesidad de la formación dual (enseñanza-trabajo), en creer en el talento paraguayo, y formar profesionales que humanicen la penetración de la tecnología.

En el día 2 iniciamos hablando de que para innovar de forma sostenible necesitamos un marco regulatorio; talento listo para crear cosas nuevas, conocimiento aplicado a las cuestiones que nos interesan; instituciones preparadas e incentivos. Para propiciar una cultura de innovación debemos responder a una necesidad de la sociedad; usar a la tecnología como catalizador de cambio, aprovechar nuestro ecosistema digital favorable, lograr mayor conectividad, incluir a personas con discapacidad (que representan unos 800.000 compatriotas), definir la agenda digital que nos guíe y, sobre todo, perseverar en el proceso, porque después de todo, la innovación se trata de probar, fracasar y volver a levantarse.

Más avanzada la mañana hablamos de la sustentabilidad en la cadena de valor y las exigencias del mercado. Los panelistas nos dejaron como principales reflexiones el considerar nuestras limitaciones como país pero a la vez no solamente producir a la medida de nuestro zapato sino procurar ser más competitivos, construir confianza y adecuarnos a estándares internacionales. Si bien el nivel de exigencia del consumidor local no se compara al internacional, si queremos crecer y ser competitivos debemos entrenarnos internamente y saber que de la calidad no hay vuelta atrás.

En cuanto al surgimiento de nuevos modelos de negocios, se mostraron ejemplos de emprendedores paraguayos que vieron oportunidades innovadoras donde otros sólo vieron problemas. De temas como accidentes laborales en la altura, el desperdicio de alimento o la falta de movilidad alternativa, decidieron emprender para transformar. Optaron por un cambio de paradigmas, motivados por sus experiencias personales de manera a contribuir desde sus espacios a resolver problemáticas ambientales y sociales, sin perder de vista la rentabilidad.

Sobre el desafío de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las empresas, las personas sienten la responsabilidad y humanidad que hay detrás de la elaboración de nuestros productos. Nuestra mirada no debe ser cortoplacista ni rígida, sino una a largo plazo y con alta capacidad de cambio, que permita a nuestras empresas ser relevantes y rentables. En la parte final de la mañana, reflexionamos sobre la construcción de la economía circular y la necesidad de promover una cultura restaurativa y regenerativa, donde todos podemos contribuir desde nuestras prácticas diarias.

Aquí les compartimos las presentaciones de ambos días: http://bit.ly/2L7YyZW