Nuestra identidad

El 13 de noviembre de 1981, a las 17:30, 53 personas se reunieron en la Iglesia Virgen del Carmen de Asunción para fundar la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC). El acto contó con la presencia del Monseñor Jorge Livieres Banks, Monseñor Mario Melanio Medina y el P. Wenceslao Yubero. En la ocasión, se aceptaron los estatutos y se eligió la primera Junta Directiva, la cual quedó presidida por José Antonio Bergues.

La ADEC se crea con el fin de promover la optimización de actividades en bien de la comunidad y la dignificación del hombre como sujeto del trabajo.

“Unos cincuenta empresarios fundamos la ADEC, pero en ésta - como en otras muchas organizaciones- normalmente una cuarta parte de los miembros, en aquellos años, se movilizaba y participaba activamente. A eso se agregaba el aditamento del temor: en esta época toda persona que no fuera obsecuente con el gobierno, cualquier actividad no controlada por ellos [la Dictadura] era inmediatamente catalogada como opositora”, testimonio de José Antonio Bergues, past president en "Itinerario de una vocación: dos décadas de historia, 1981 a 2001".

“El hecho de que aquel grupo humano compartiéramos los mismos ideales hizo que pusiéramos nuestro empeño, nuestro trabajo y nuestras ilusiones en la Asociación. Pensábamos que cabría una posibilidad de trabajar y vivir guiados por principios cristianos”, testimonio de Alfredo Coello, socio fundador, en "Itinerario de una visión, 2002-2006".

Junta Directiva 2017 - 2018